Espacio y Decoración

orden y limpieza

Guía completa sobre la decoración feng shui

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¿Cuáles son las características de la decoración feng shui?

¿Has oído hablar alguna vez del feng shui? Estoy segura de que sí.

Fotografía realizada por Bekir Donmez

Hoy vamos a profundizar en este tipo de decoración y te voy a contar todo lo que tienes que saber sobre este, casi diría, arte.

La filosofía feng shui mantiene que la decoración y la distribución de los distintos muebles y elementos de la decoración influyen en nuestro estado y salud mental. Su traducción, de hecho, es viento y agua, y su objetivo es el de alcanzar una perfecta armonía y equilibrio con el espacio que ocupamos.

Sin embargo, tengo que matizar aquí una diferencia. Si bien es cierto que el feng shui influye en la decoración, no significa que el feng shui tenga que ver únicamente con la decoración.

El pilar fundamental de la filosofía del feng shui tiene que ver con las energías del lugar y cómo el orden y el estilo influyen en las propias energías de los usuarios. Esto significa que la decoración es sólo una de las puntas del iceberg, pues hay otros factores que también influyen en un buen equilibrio.


Características y claves de la decoración feng shui

    1. Limpieza y orden (siempre)
      orden y limpieza
      Fotografía realizada por Tu Tu

      Es fundamental comenzar por este punto, que es una de las claves. El orden y la limpieza deben realizarse al comienzo (tirando todo aquello que no nos resulte de utilidad), pero también después. Nunca debemos descuidar la imagen y el orden de nuestra estancia.

    2. Di no a los objetos rotos
      Puede parecer el slogan de una campaña, pero lo cierto es que los objetos rotos transmiten malas vibraciones y, aunque intentes repararlos, van a continuar haciéndolo, por lo que lo más recomendable es que los tires y que comiences de nuevo.
    3. Aire suficiente
      Evita el exceso de decoración y el almacenamiento de objetos, ya que lo único que hacen es romper el equilibrio y el orden de la estancia. El éxito está en la justa medida.

      Fotografía realizada por Sarah Dorweiler
    4. Utilizar espejos
      Estos elementos son muy utilizados en la decoración feng shui, sobre todo en casas. En los baños, en el dormitorio, recibidor… Pero hay que tener cuidado, pues no se recomienda que te reflejen mientras duermes (ya que provoca una absorción de nuestra energía) ni que tampoco se sitúe enfrente de una puerta.
    5. Dirección al norte
      Sobre todo en el caso de la cama, que debe estar orientada hacia esta dirección.
    6. Buenos olores e incienso
      Hablamos del orden y todo lo que influye en nuestra energía y equilibrio, pero hasta ahora no habíamos mencionado que los olores también tienen su repercusión. Cuida el olor de la estancia. De nada sirve que sea muy bonita si el olor no es el adecuado.
    7. ¿Objetos impares?
      ¿Colocaste tres velas? Entonces estás favoreciendo la expansión de energía, mientras que si utilizas dos la contienes.

      objetos impares
      Fotografía realizada por Joanna Kosinska
    8. Elimina los malos recuerdos
      Algo tan obvio, y que sin embargo muchas veces pasa desapercibido. Los objetos y decoración que nos traigan malos recuerdos o sensaciones es mejor que los apartemos de nuestra vista (fotografías, objetos decorativos…).
    9. Colores
      Debes evitar los fríos, fuertes y secos. Es recomendable utilizar uno neutro como base para que así sea más fácil el equipamiento de mobiliario. Por ejemplo, el marrón, amarillo… no son recomendables ya que son muy secos, aunque también depende del tono que se emplee.
    10. Luz
      La iluminación es fundamental ya que eso significa que hay ventanas, indispensables en el feng shui, porque ayudan a renovar el aire y por tanto a hacer circular las energías.
    11. La recepción: libre
      Tanto si hablamos de hogar como de oficina, la recepción debe estar despejada y sin obstáculos que impidan la entrada.
    12. Cada habitación tiene su función
      La habitación es la zona de descanso y la cama la protagonista, que siempre deberá estar opuesta a la puerta. No se puede poner estantes encima del cabecero.

      Fotografía realizada por Dane Deaner
Fotografía realizada por Oliver Needham

El salón es la zona de reunión y los sofás deben formar ángulos de 90 grados entre si, sin enfrentarse y sin ponerlos en línea en frente al televisor. Hay que evitar los rincones sombríos y la mesa es mejor que sea redonda, ya que así no se establece una jerarquía; en cualquier caso, no debe ocupar todo el espacio. Recuerda el “aire”.
El baño es sinónimo de intimidad. Los elementos privados, que no queden a la vista y las plantas y la luz es fundamental.

  1. Feng shui no es sinónimo de decoración china
    El feng shui es una filosofía, no un tipo de decoración, por eso debe adaptarse a cada persona y a personalidad. No debes incluir decoración china, como dragones, platos, etc. si no te sientes identificado con ella.

¿Qué te parece el feng shui? ¿Conocías todas estas características de antes o has descubierto algo nuevo?

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario