Espacio y Decoración

mesa vintage

¿Cómo pintar un mueble vintage?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Es cada vez más común que los propios decoradores sean los que se ocupen de pintar y restaurar muebles vintage.
Es más: cualquiera que desee darle un toque diferente a su propia casa puede enfundarse unos guantes y pintar uno de sus muebles. Incluso se le puede dar un toque vintage a los muebles de tu oficina para sentirte lo más agusto posible. Pero, ¿cómo pintar un mueble vintage sin estropearlo ni volvernos locos? Es más fácil de lo que parece.

¿Cómo pintar un mueble vintage para que quede auténtico?

Prepáralo todo bien

silla vintageAsegúrate de que pintas en una habitación aireada, que el suelo está protegido y que no hay ni niños ni mascotas alrededor que puedan estropear el trabajo de pintura. ¿Es hora de empezar ya con la brocha? ¡No! Si quieres que la pintura permanezca mucho tiempo y evitar que se pele y se desconche, tendrás que limpiar bien el mueble, sobre todo si ha estado en un sitio húmedo o polvoriento.
Si el mueble tiene manijas o pomos y no pretendes pintarlos, retíralos o cúbrelos con cinta de carrocero para evitar que la pintura se adhiera a ellos.

Lija las superficies

Los muebles suelen tener una capa de barniz que repelerá la pintura que intentes pintar encima. Para quitarla, lija las superficies del mueble con una lija de grano medio.

Imprima el mueble

cajones vintage

Otro de los aspectos esenciales de cómo pintar un mueble vintage es imprimarlo una vez se haya limpiado y lijado el mismo. Esto ayuda a que la pintura se adhiera y cubra las marcas y manchas de la madera. Se puede imprimar con brocha o con espray. Para muebles, se recomienda usar imprimación con base de aceite.

Lija otra vez

Aunque te parezca innecesario, lijar entre capas de pintura es una de las cosas que dará a tu mueble un acabado profesional. Si prefieres que quede más descuidado, como desgastado, puedes prescindir de este paso. Utiliza una lija de grano fino: no quieres arrancar la pintura tanto como darle una textura que permita que la siguiente capa agarre mejor.

Pinta

mueble vintageAhora que ya has imprimado el mueble, es hora de pintar. ¿Y cómo pintar un mueble vintage para que quede radiante? Depende del acabado que quieras darle. Para este tipo de muebles, es muy recomendable el uso de pintura tiza, que proporciona un aspecto antiguo sin apenas esfuerzo.

También es recomendable, como decíamos en el anterior punto, que lijes entre capas de pintura. Es recomendable pintar unas 2 o 3 capas, en total.
Se puede pintar con brocha, espray o rodillo. Es recomendable que pintes los recovecos con brocha o pincel y que termines las superficies grandes con rodillo, si el mueble es grande.

Protege tu mueble

Una vez que la última capa de pintura se haya secado durante al menos 24 horas, es momento de sellarlo. Si no planeas sellarlo, tendrás que dejar que la pintura se cure durante un mes. Si optas por esto, no toques el mueble durante ese tiempo.
Sellar el mueble será una parte clave en el cómo pintar un mueble vintage, ya que proporciona protección adicional y una capa exterior fácil de limpiar. Si pintas en blanco o amarillo, es recomendable no usar poliuretano para sellar tu mueble, pues tiende a amarillear con el tiempo.

¿Sabes cómo pintar un mueble vintage y tienes más consejos? ¡No dudes en contárnoslo en los comentarios!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario